Últimas Noticias

“Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican” Historia Iglesia de Lota

271 0

Si bien es cierto el Espíritu de Dios ya no habita en iglesias construidas por mano de hombre, sin embargo, estas siguen siendo uno de los lugares más apreciados por la hermandad, ya que es allí donde cada hermano ha vivido momentos maravillosos junto a Dios, se ha gozado en los servicios y ha sido testigo ocular de muchos milagros que el Señor ha realizado.

La Iglesia de Lota, ubicada en la Región del Biobío, retoma su marcha en el año 1974, fecha de su inauguración. En esos tiempos, la sustentabilidad de la comuna se basaba en las minas de carbón y parte importante de la hermandad laboraba en aquellos lugares. Es por esto que, en el proceso de construcción de la iglesia, cuando escasearon los recursos, los hermanos con un espíritu voluntarioso y solícito, donaron un año de sueldo para que la obra del Señor siguiera avanzando. De igual forma, las hermanas a través de su destreza en la cocina, reunieron fondos que fueron en beneficio de esta causa.

Antes que Lota se constituyera como iglesia, formaba parte de un Templo Anexo de la Iglesia de Coronel, cuya congregación se reunía en la casa de distintos hermanos. Poco a poco el número de fieles fue aumentando, siendo estos espacios insuficientes para las reuniones de adoración al Señor.

Como los propósitos de Dios son perfectos, él tomó todos los medios para cumplirlos, en consecuencia, la Juventud para conmemorar los 50 años de presencia Metodista Pentecostal invitó al alcalde de aquella época. Esa fue la instancia para que, en el transcurso del servicio, unos hermanos le solicitaran permiso municipal para construir un nuevo Templo en la comuna.

Una vez que éste quedó dispuesto para el uso de los hermanos, fueron nombrados los pastores Israel Inzunza y Silvia Contreras. Además, es importante destacar que uno de los primeros Cuerpos Organizados que tuvo la iglesia fue el Coro Oficial, junto a este grupo, los hermanos llenos de gozo alababan a Dios y le agradecían por el regalo que él les había concedido.

Aun cuando esto significó un gran avance en el evangelio, los hermanos entendían que su trabajo no terminaba allí, y por medio de constantes oraciones, ayunos y predicación a la calle buscaron que muchas almas llegaran al arrepentimiento.

A lo largo de los años, la Iglesia de Lota ha sido administrada por los pastores Luis Castillo y Milagro Abarca; Alfredo Vidal y Sonia González, y desde el año 1999 hasta la fecha los pastores Luis Mercado y Tránsito Sepúlveda. Todos ellos han trabajado arduamente en favor de la grey que el Señor les ha otorgado, es así como junto a los hermanos han crecido en la vida espiritual y, con su ayuda, pudieron cumplir el plan que el Señor les había confiado.

Hasta la fecha han transcurrido 45 años desde que las puertas del Templo se abrieron por primera vez para recibir a aquellos que buscaban el rostro del Señor.

Como mencionábamos, actualmente la Iglesia de Lota es gobernada por los pastores Luis Mercado y Tránsito Sepúlveda, quienes junto a un total de 250 hermanos de la Iglesia Matriz y de los Templos anexos adoran a Dios en esta ciudad. Cuando los siervos de Dios fueron nombrados se desempeñaban en trabajos seculares, sin embargo, atendiendo al llamado que el Señor les había hecho, dejaron sus empleos y se dedicaron totalmente al cuidado de la iglesia, demostrando así su dedicación y confianza en la providencia de Dios.

Congregación Iglesia de Lota

“…la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza”

Todo genuino cristiano es probado en su caminar, aquello no ha sido la excepción de la iglesia anteriormente señalada, uno de los hechos difíciles que tuvieron que enfrentar en los últimos años fue un accidente vascular del pastor Luis, a quien se le produjo la enfermedad un día Domingo luego de impartir el mensaje a la congregación. En medio de esa dificultad los hermanos se unieron en oración, además demostraron gestos de amor y cariño hacia el pastor y su familia. Nuestro Dios amoroso y misericordioso escuchó la oración de su pueblo permitiéndole una recuperación satisfactoria y sin secuelas a su siervo.

Esta iglesia, que ha permanecido fiel al Señor, se encuentra ubicada en calle Camilo Henríquez, Nº99, y hoy en día se encuentra un nuevo Templo Matriz en construcción, por lo tanto, deseamos que el Señor dirija y respalde esta nueva obra, al igual como lo hizo con la anterior.


Recopilación de información: Corresponsal Joshua Mercado

Redacción y artículo: Corresponsal Fabiola Moya

Sección | Historia de Iglesias