Reflexión | ¿Es realmente bueno seguir el corazón?

214 0

“Escucha a tu corazón”, “tu corazón te dirá que hacer”… ¿les suena familiar? ¿Cuántas veces has escuchado que el corazón es el que te va a llevar a la felicidad? Sueles creer que ese conjunto de sentimientos y emociones es el que nos ayudará a tomar las mejores decisiones en cuanto al amor, a la vida laboral, a los sueños. Pero ¿qué dice Dios en la Biblia al respecto?

“Nada hay tan engañoso y perverso como el corazón humano. ¿Quién es capaz de comprenderlo?” (Jeremías 17:9).

El corazón no es solo de donde viene el amor. El corazón es también donde pensamos, decidimos y sentimos. Pareciera que más bien el corazón está en la cabeza y no en el pecho: “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era continuo solamente el mal,” (Génesis 6:5).

Debes entender que muchas de la decisiones que tomas, debido a tu razonamiento o sentimientos NO SON LAS CORRECTAS. Puedes ver, chicas “enamoradas” de un hombre casado, o de un hombre con valores errados, o de un hombre que hasta quizás comete delitos. Y todo recae en el “pero yo lo amo“. Dejan que los sentimientos y pensamientos del corazón sean los que tomen las decisiones sin importar lo ilógico o negativo que puede ser para sus vidas.

Quizás dirás “pero bueno, no exageremos, tampoco es que estoy enamorada de un hombre que está pagando 30 años de cárcel por asesinato“. No, quizás no, pero es para que te des cuenta que el hecho de que tengas sentimientos hacia esa persona no quiere decir que sea lo mejor para ti.

Nuestro corazón es uno de los elementos más carnales que podemos tener, y con esto me refiero algo contrario al Espíritu y a lo que Dios quiere para ti. Así que por más bonito que suene eso de  “Dejar que tu corazón te guíe“, ya sabes que no es nada cierto.

Entonces, si no debemos fiarnos de nuestros pensamientos, emociones, sentimientos y esa vocecitas del corazón, ¿de que debes fiarte? Debes confiar en lo que Dios te enseña, de lo que dice su palabra y lo que has aprendido de ella, pues, eso siempre va a estar por encima de lo que pueda dictar el corazón. Dios sabe que es correcto para ti.

“El corazón de hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos” (Proverbios 16:29)

Fuente: Bibliatodo.com