Pastor Julio Fuentes Solar, Iglesia de Traiguén

504 0

Su llamado al servicio en la Obra del Señor fue a una edad temprana, destacándose por su responsabilidad y el cumplimiento de las instrucciones entregadas por su Pastor Eleazar Seguel Cabezas de la Iglesia de Angol.

Posteriormente, un nuevo padre espiritual llega a su Iglesia, el Pastor Sergio Lagos L., quien ve en él un hermano de buen testimonio espiritual para postularlo al Ministerio.  En la primera oportunidad el hermano Fuentes evadió esta conversación, pero la segunda vez no lo pudo hacer, porque recordó lo que él mismo había predicado en muchas ocasiones: “en la obediencia hay bendición”.

Así acepta esta responsabilidad y en la Conferencia realizada en el verano del año 1968, en la ciudad de Mulchén, es presentado como Pastor Probando, debiendo pasar tres meses para saber su destinación. 

El 8 de mayo de 1968 asumió en Traiguén, una Iglesia disminuida en miembros lo que no mermó su ánimo.  Junto a su inseparable esposa Raquel Badilla y su pequeña hija, comienza esforzadamente a trabajar y en tres meses, para ser más exactos, Dios confirma su tesón trayendo una cantidad de 90 jóvenes y señoritas, con los que comienza a salir a la calle a predicar el Evangelio.

A los pocos años, asciende a Pastor Diácono, y en la Conferencia realizada en Santiago, el domingo 25 de marzo de 1979, es ungido en el grado de Presbítero por el Obispo Mamerto Mancilla Tapia.

Su carácter, conducta y sencillez lo hicieron distinto: no hablaba fuera de tiempo, no decía cosas sin primero medir las consecuencias de sus palabras, ni tampoco exigía nada que él no hubiera hecho antes.    Fue la fe de este varón de Dios lo que hizo posible visualizar una mejor Casa de Oración, y dejar atrás las incomodidades del pequeño Templo de calle General Gana.   Buscó un terreno más amplio para albergar una mayor cantidad de almas, adquirió los materiales, y el mismo dirigió la mano de obra.

Durante cuarenta y dos años, gobernó sabiamente la congregación de Traiguén, logrando hermosos frutos espirituales e importantes logros materiales, cumpliendo paralelamente diversos cargos al interior de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile.   Su llamado a la presencia de su Señor se produjo el 24 de enero de 2010. Existen razones más que suficientes para agradecer a nuestro soberano Dios, por haberse cumplido en la vida de nuestro Pastor Julio Fuentes lo escrito en Isaías 41: 9 “Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché”.