El problema del narcotráfico en Chile

295 0

Es un hecho que el narcotráfico en Chile es un problema que está en profundo descontrol. Hay barrios, poblaciones e incluso comunas en nuestro país donde reina este flagelo, observándose en cada calle verdaderas batallas campales por la hegemonía territorial.

Si bien el tráfico de drogas ha dado paso a una violenta disputa territorial entre grupos de traficantes, actualmente ha tomado fuerza el tráfico internacional, donde parte de la droga que llega a Chile abastece a mafias en Jordania, Australia y otros países. Nadie es capaz de calcular cuánta droga ingresa, se queda o se reexporta al extranjero. En una investigación de CIPER Chile, de 9 incautaciones de clorhidrato y pasta base de cocaína realizadas entre 2016 y este año, solo tres iban al extranjero. Entre 2009 y 2011, por ejemplo, en puertos de África, Asia y Europa se incautó más de siete toneladas de drogas provenientes en su mayoría de Arica.

En Chile se incautan, en promedio, 20 toneladas anuales de droga, que corresponde a un 25% de lo que se importa. Una gran realidad es que parte de esa droga es consumida de manera interna, puesto que no todo es incinerado por falta de equipos, de personal o por corrupción. De hecho, ha habido denuncias de droga desaparecida en locales de decomiso, donde incluso en 2012 se descubrió que funcionarios dedicados a la destrucción de droga en Santiago formaban alianzas con microtraficantes.

Hoy en día es bastante frecuente ver posibles nexos al interior de municipalidades al narcotráfico, como es el caso de San Ramón, donde en una investigación que fue publicada en el programa “Informe Especial” de TVN en mayo de este año se denunció que la Municipalidad de San Ramón contrató a honorarios a funcionarios que mantenían relación con el tráfico de drogas. Es más, se recalcó que personas pertenecientes al círculo de confianza del alcalde, mantenían relaciones con el narcotráfico. Por lo demás, la alcaldesa de La Pintana presentó en octubre de 2017 una denuncia en la Fiscalía Metropolitana Sur por dos amenazas recibidas en el marco del caso de San Ramón.

Nuestro país posee características que lo hacen un destino atractivo para la droga: limita con dos de los mayores productores de cocaína (Perú y Bolivia), nuestra estabilidad financiera y política, la privilegiada salida al Océano Pacífico y el prestigio de nuestras actividades de comercio exterior, hacen de Chile un lugar ventajoso para organizaciones criminales con el fin de blanquear sus rutas y exportar ilícitamente sus mercancías. Este problema país en conjunto con la realidad mundial hacen cada vez más difícil el trabajo de combatir el narcotráfico, eso sin antes preocuparse de los daños colaterales que ha dejado.

Escrito por: Hno. Diego Gárate Sanfuentes | para sección “Actualidad”