En Chillán, Último adiós al cabo primero de Carabineros Mauricio Roca

En Chillán, Último adiós al cabo primero de Carabineros Mauricio Roca

596
Compartir

El día sábado 28 de enero, se realizó, en el Templo Matriz de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chillán, el emotivo adiós al Cabo Primero de Carabineros, Mauricio Roca, hijo del hermano Ramón Roca, miembro de dicha iglesia.

El servicio fúnebre comenzó a las 11 de la mañana, con la asistencia de diversas autoridades, destacándose el Ministro del Interior, don Mario Fernández, el General Director de Carabineros, Bruno Villalobos, el Alcalde de Chillán, don Sergio Zarzar y el Senador de la República, Victor Pérez Varela.

Dentro del desarrollo del servicio, que fue coordinado por nuestro Obispo Bernardo Cartes, se concedieron oportunidades como al hermano sanguíneo del fallecido carabinero, al hermano Oficial Diácono, Héctor Lara, en representación de la iglesia de Chillán, que por cierto era cercano a la familia de nuestro hermano Roca, y al Pastor José Orellana, Jefe del Sector 14, en representación del cuerpo de pastores asistentes.

El mensaje de reflexión estuvo en labios del capellán evangélico de Carabineros de la 8va Región, siendo una poderosa palabra de aliento y esperanza a la familia del fallecido y a todos los asistentes. Después se dio paso a la salida de la urna, en medio de la interpretación del himno “Cuando anuncie el arcángel”, para ir en camino al cementerio “Parque Las Flores”.

Al llegar al cementerio, la banda de Carabineros le rindió honores a este héroe con una emotiva interpretación y mientras se trasladaba al sector donde se iba a hacer el servicio final, entonaron el himno institucional de Carabineros de Chile.  Cada oportunidad e intervención que se realizó en aquel servicio, fue de mucha emotividad, nostalgia, pena y esperanza por lo que ha de venir. El último mensaje de aliento estuvo a cargo nuevamente del capellán evangélico de Carabineros y la oración final estuvo dirigida por nuestro Obispo Cartes. Finalmente las autoridades asistentes, dieron el sentido pésame a la familia del difunto, mientras el coro oficial de la iglesia de Chillán entonaba canticos a Dios.

Cabe recordar el carabinero Roca tenía 35 años, era padre de 2 hijos (una niña de 5 años y un niño de aproximadamente 2 meses). Trabajó durante todo el año 2016 en la segunda comisaria de Chillán y últimamente estaba trabajando en el retén de Putú.

Dios de paz y consuelo a la familia de nuestro hermano Ramón Roca y también así a todas las familias que perdieron a algún ser querido en esta catástrofe. Sigamos orando para que Dios tenga misericordia de cada uno de nosotros y levante a todo nuestro país.

 

Hno. Lukas de la Hoz

 Comunicaciones IMPCH